Este año, ¡dos Encuentros!

Cada año el overbooking es mayor. Por ello, este año el Encuentro se hará en dos fechas y dos lugares diferentes para dar respuesta a tanta gente interesada. Que sepáis que nos sentimos súper alagados por vuestras ganas de participar en los Encuentros que organizamos.

ENCUENTRO CASTELLNOU 2019: del 4 al 10 de agosto en Castellnou de Bages, Manresa, Catalunya.

ENCUENTRO PONTÓS 2019: del 25 al 31 de agosto en Pontós, Girona, Catalunya.

El programa y cursos que se ofrecen en ambos Encuentros son los mismos.

Todo el programa AQUÍ

¿Por qué un curso de música de la península ibérica?

La península ibérica es muy variopinta en lo que a música y baile se refiere. Desde las “muiñeiras” en Galicia, a los fandangos de Huelva, desde los charros salmantinos a un “cant de treball de ses illes”.

Pese a no ser un territorio particularmente extenso en comparación a otros, su profusión de toques y sus variantes lo hace especialmente diverso. Es, por tanto, práctimente imposible recorrer todas las y cada una de nuestras tradiciones musicales, pero sí sobrevolar algunas de las más características.

Los cinco días del curso pretenden ser una puerta abierta, el cabo de un hilo del que tirar, un activar la curiosidad por algo que siempre a estado allí: nuestro patrimonio cultural tradicional. LEER MAS

¿Dónde?

En dos lugares increibles:

Castellnou de Bages, entre el 4 y el 10 de agosto.
Se trata de un antiguo pueblo que fue abandonado tras la Guerra Civil y que se ha recuperado creando una casa de colonias en lo que antes fueron las viviendas del pueblo. Zona de maquis y mucha historia en cada piedra. El lugar cuenta con numerosas salas, una ermita románica y un pequeño cementerio en las ruinas del castillo. Ofrece servicio de bar, piscina, una infinitud de espacios exteriores en los que tocar hasta que el cuerpo aguante, área de furgonetas y hostal rural especial parejas, familias o personas con necesidad de intimidad.

 

 

Pontós, entre el 25 y el 31 de agosto.
Un antiguo convento con una magia que no se puede aguantar. Se encuentra en el pequeño pueblo de Pontós, en el Alt Empordà. Este dato es importante que todo lo que toca la tramuntana tiene un aire especial. Muchos espacios tanto interiores como exteriores para poder gozarla a pleno. Cuenta también con una súper capilla, piscina, servicio de bar y área para furgonetas.

 

 

¡Quiero formar parte de este encuentro!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *